París 13N, Bruselas 22M: el terrorismo golpea el corazón de Europa

0 0 0 No comments

Desde enero de 2015, 182 personas han sido asesinadas en tres atentados entre París y Bruselas. El terrorismo yihadista golpea Europa. Recupero una selección de los reportajes publicados durante la cobertura de los atentados del 13 de noviembre en París y el 22 de marzo en Bruselas publicados en cuartopoder.es y La Razón.

PARÍS, EL DÍA DESPUÉS DE LA TRAGEDIA

París: la ruta de la tragedia.

El bullicio en la Gare du Nord de París, y del resto de la ciudad, dista mucho de la normalidad de un sábado cualquiera. Numerosos comercios, bares y restaurantes cierran hoy sus puertas. Apenas si hay gente caminando por la calle. Por el contrario, el número de controles policiales que se multiplica en estaciones, metros y casi en cualquier zona concurrida de la capital francesa. Este es un recorrido por los puntos negros en los que decenas de personas fueron asesinadas en distintos ataques alrededor de la ciudad la noche del 13 de noviembre.

París: música para sobrevivir a la tragedia.

Es día 15 de noviembre de 2015. El sol brilla con fuerza en el cielo, la temperatura es agradable y el ambiente, apenas enrarecido, comienza a volver poco a poco a la normalidad. No han transcurrido ni tan siquiera cuarenta y ocho horas desde la tragedia pero el silencio hoy no es tan pesado, las caras no son tan largas, no hay tanto miedo. Las calles ya no están vacías, tampoco los restaurantes, los cafés y los comercios. A pesar del cierre de museos y monumentos, los turistas se aglomeran en los diversos puntos de la ciudad. Y de pronto París es hoy un poco más París.

BRUSELAS EN ESTADO DE SITIO

El miedo se instala en las calles de Bruselas.

Bruselas amanece en alerta máxima. Las autoridades anuncian que la ciudad se encuentra bajo una amenaza “grave e inminente” de atentado terrorista. El metro se clausura y el gobierno pide a los ciudadanos que no abandonen sus casas y, de hacerlo, eviten las zonas de aglomeraciones como supermercados, zonas comerciales, transportes o espectáculos. Y como resultado, la ciudad se para.

Sin rastro de Abdeslam tras 19 operaciones en Bruselas y Charleroi.

Hasta 19 operaciones policiales coordinadas tuvieron lugar la pasada noche (22 de noviembre) en distintos puntos de las regiones de Bruselas y Charleroi (Bélgica) que se saldaron con dieciséis detenidos y un herido pero sin rastro de Salah Abdeslam, uno de los terroristas que atentó en París hace una semana y que varias fuentes situaban en Bélgica.

22M, EL CAPÍTULO MÁS NEGRO EN LA HISTORIA DE BÉLGICA

El Estado Islámico siembra el pánico y deja una treintena de muertos en la capital de Europa.

Dos atentados, uno en el aeropuerto y otro en una céntrica estación de metro, han dejado 31 muertos y cerca de 250 heridos de cuarenta nacionalidades distintas. La policía belga ya ha identificado a los autores. (Ampliación). 

Un día duro de relojes blandos.

Amanece en Bruselas con una ligera capa de agua que ha dejado la escarcha. Una extraña calma envuelve una ciudad tradicionalmente caótica y ruidosa. Con las banderas a media asta y la Policía rastreando el país palmo a palmo, la capital belga se enfrenta, de luto, al primer día tras la tragedia.

Atentados en Bruselas: “Nunca llegas a imaginarte que te pueda pasar esto”. 

Miles de personas quedaron atrapadas en el Aeropuerto Internacional de Zaventem el pasado martes 22 de marzo, cuando tres terroristas hicieron explotar dos bombas en el hall de facturación. Aunque agradecen a la fortuna, el destino o un dios no haber estado al otro lado del aeropuerto, muchas de ellas vivieron las horas posteriores al ataque con miedo y no han podido volver a casa hasta 48 horas después del atentado. Hablan los testigos.

Bruselas planta cara al bloqueo y sigue adelante. 

Cuando el 20 de noviembre de 2015 el gobierno belga declaró que el país se encontraba bajo una amenaza “grave e inminente” de atentado terrorista, Bruselas se paralizó. Los comercios cerraron sus puertas, también bares, cafeterías y restaurantes. Se cancelaron los espectáculos, los eventos deportivos, los conciertos. Se clausuraron el transporte público y los museos. La ciudad se sumió en un tenso e incómodo silencio. La vida en Bruselas frenó en seco. Cuando el 22 de marzo de 2016 al menos cuatro hombres atentaron en el corazón de la capital belga dejando a su paso una treintena de muertos, nada de eso ocurrió.

(En el blog): Un mes después.

Ayer me llamaron de una radio para pedirme que contara cuál era la situación actual en Bruselas. Automáticamente comprobé si había pasado algo.  Hoy hace un mes.

 

Written by

Leave a Comment

Twitter Feed